17 enero, 2019

TRAJE LIBROS

pensaba en ajustar la carpa, amor 
y traje libros

cada uno, a su modo, es vano
y es estaca o ladrillo

la carpa o el hogar, 
el juego de encastre arranca 
en la pieza de nuestro juego

los perfiles
del beso, las siluetas 
del abrazo

un rompecabezas imposible
pero lleno de potencia o tiempo

heridas o venas de luz
en el fervor del eclipse

cada uno, a su modo, es ventana
futuro escombro o estrella

pensaba en la tormenta, amor
y traje libros para ver
y para vernos

si evitar que se nos vuele
o sacar tajada del viento

no mentirnos en tiempos de paz
es posible que ayude 
a ser prácticos en tiempos de peligro

iremos de la pasión al acto
según el peso que alcancen las palabras

OJOS DEL JAGUAR

Esa noche se cortó la luz en Punta del Diablo,
pero el sol de un vino ya nos cabalgaba en las venas
y en las lenguas quemaban como amor las estaciones,
y entonces Miguel nos enseñó desde el balcón de la cabaña
los ojos del jaguar sobre la boca del océano
haciendo pivotar nuestro asombro
en el faro de los barcos pescadores.

El tiempo es constelación de tiempos,
el instante es una trenza
de pretéritos presentes y futuros anteriores,
cuando el deseo trabaja
a la par de la muerte
un silencio en contrapunto
desde el carozo del cuerpo.

Vi o entendí, y ahora
lo escribo y no dejo de perderlo,
el poema -como el tiempo- empieza a ver
lejos del equilibrio.

19 julio, 2018

METÁFORA

En el sueño, yo volvía al tiempo. La casa donde vivo hace dos años (y que estoy por dejar) se había convertido en un nicho. No había picaporte sino una aldaba, y un florero de metal en lugar del timbre. Si había incrustada una cruz, no lo recuerdo. Con todo, el nicho parecía añadirse a lo habitual sin disonancia.

Cuando quise ver el nombre, la vista se alejó. Se ensordecieron los sonidos a barrio, esa vecindad que sentía a pesar de la conversión. Fue el tacto del mármol lo que duró algo más. 

En cuanto uno lo fuerza, se pierde.  Se haya terminado de escribir o no, se ha vuelto inhabitable.

10 julio, 2018

FRENTE A LA MUERTE YO SOY SIEMPRE NIÑO

Frente a la muerte yo soy siempre niño,
frente a la sombra equidistante callo,
y no hay posible práctica ni ensayo,
ni cómplice maestría para el guiño.

Frente a la muerte mi sendero tiño,
frente a la sombra no hay abril de mayo,
y no hay palada que nos haga callo,
ni cómplice palabra ni escudriño.

¿Y qué mudez de tan abierta boca,
qué vista con ceguera tan despierta?
De viva muerte y moribunda vida,

la soledad, la noche que nos toca.
Frente a la muerte nuestro amor acierta
en no velar la original herida.

25 abril, 2018

JURISPRUDENCIA

El que suscribe, Juez de Paz  
Dr Carlos Martín Pucheta
certifica que el presente libro 
destinado 
a Actas de Asamblea Permanente
perteneciendo a la Asociación Civil 
“La Barbarie” está compuesta 
de fojas indefinidas, no por eso sin sellar 
a “pulso ángel”
ni por lo mismo ser
un libro a ciencia cierta
de formato exterior consensuado
para el caso, y a partir 
de la primera (foja cero),
una a una sucesivas. En Río del Tigre Grande, 
según el guaraní Gualeguaychú a la postre, 
a los tres días de noviembre de dos mil diecisiete.

(Espacio para el sello y la firma)

No existe
la página en blanco. 
La sangre 
con letra entra.

Biobiblio

Martín Pucheta (Gualeguaychú, 1981) publicó Superjardín (En danza, 2010), Superbóreos (Zorra/poesía, 2009), Matota (2009; La gota, 2010), Sonajero de misterio: los tomuer, (2009) -con Nicolás Cambon-, La Rusa -Matota II- (Singular, 2011), río raíz (Singular, 2012), Podría haber sido un haiku (Singular, 2014), Tocar de oído (2015), Estudios del Cambio (2017) y Aerolinda (La Gota, 2017).

Integra las siguientes antologías de poetas: Última poesía argentina (En danza, 2008), Felicidades también (18 poetas) (2005), Poemas con famosos (Ananga ranga, 2010), Palimpsesto-parrincesto, antología enfermiza (Ananga ranga, 2011), Hijo e pluma (Ananga ranga, 2014), La Plata Spoon River (Libros de la talita dorada, 2014), nº 1 Amor y n° 4 Plantas de la Colección “Prismática Argentina”(En danza, 2015 y 2017) y la Antología Federal de Poesía (Región Centro) del CFI (2018).


Participó del 24° Festival Internacional de Poesía, Rosario 2016.
Participa del Encuentro Nacional Itinerante de Escritores (ENIE), del cual coordinó la organización de la 6° edición en Gualeguaychú (2013) . Forma parte de las bandas Leda lid y Arboreal. Ha escrito letras para canciones de Juan Pablo Pérez y Cato Fandrich. Trabaja en escuelas secundarias como profesor de Lengua y literatura. Futbolista amateur.