21 enero, 2013

DE LO ALTO VINIERON


1° de Mayo de 1921, Plaza San Martín

De lo alto vinieron los disparos.
El fuego lo escupió la Catedral.
El fuego fino.
Y no sonaron las campanas,
sonó el Negro
y cuántos más. El Negro Silva.

Como el agua corriente escaseaba el cura
dejó servida la bendita a los nenes de Carlés
que subieron temprano.
-al que madruga, Él lo ayuda-.

Otra vez
el disparo tras la cruz
el caño
asomado por la herida.


Le volaron el mate al Negro,
y al aire se sumó el sombrero
como un pájaro alocado
al que le arrasan su árbol.


Al Negro Silva y al Cele Iglesias.
-justo iglesias se venía a llamar-.
Y a cuántos más.
-parece no animarse a ser pregunta-.


¿De dónde, el disparo?
Otra vez desde arriba.
Del “perdona, no saben…”
lo que no perdonó.

Estiró Tomás la herida
y el caño encontró su ojo
para apuntar.
La bala encarnada
en el Verbo.

¿De dónde? 


Otra vez el disparo, de la cruz.
Los patoteros del Mulato
desde arriba
a separar lo de abajo.


Y Silva sonó, como una campana
de 
silencio negro,
y el badajo infinito de la bala
caliente en el cerebro;
no se puede pensar
una idea tan rápido.


Le volaron el mate y el sombrero.
¿Y al Celedonio qué?
Dos escarapelas
de sangre
en el estómago
le descolgaron el corazón.

Y a cuántos más.

Huelga recordar
que el tiempo repite
huelga.


Como tantas veces el disparo
desde allá
de la herida a la herida
del muerto al muerto,
por nacer.

07 enero, 2013

BOMBILLA

Una lámpara eléctrica, digo, 
porque bombilla da risa y la palabra
al margen 
la usamos
más en casa hoy,
posee
un rulito 
metálico capaz 
de quemar sin consumirse. Un árbol
que arde conservándose en el mito,
Moisés ante la zarza:
milagro de 70 watts.

Esa sutileza material
y el vacío necesario 

se ilumina este cuarto
los ojos de este libro.


(de Podría haber sido un haiku)

Biobiblio

Martín Pucheta (Gualeguaychú, 1981) publicó Superjardín (En danza, 2010), Superbóreos (Zorra/poesía, 2009), Matota (2009; La gota, 2010), Sonajero de misterio: los tomuer, (2009) -con Nicolás Cambon-, La Rusa -Matota II- (Singular, 2011), río raíz (Singular, 2012), Podría haber sido un haiku (Singular, 2014), Tocar de oído (2015) y Estudios del Cambio (2017).

Integra las siguientes antologías de poetas: Última poesía argentina (En danza, 2008), Felicidades también (18 poetas) (2005), Poemas con famosos (Ananga ranga, 2010), Palimpsesto-parrincesto, antología enfermiza (Ananga ranga, 2011), Hijo e pluma (Ananga ranga, 2014), La Plata Spoon River (Libros de la talita dorada, 2014) y, de la Colección “Prismática Argentina”, nº 1 Amor y n° 4 Plantas (En danza, 2015 y 2017).

Participó del 24° Festival Internacional de Poesía, Rosario 2016.
Participa del Encuentro Nacional Itinerante de Escritores (ENIE), del cual coordinao la organización de la 6° edición en Gualeguaychú (2013) . Forma parte de las bandas Leda lid y Arboreal. Ha escrito letras para canciones de Juan Pablo Pérez y Cato Fandrich. Trabaja en escuelas secundarias como profesor de Lengua y literatura. Forma parte del colectivo Espacio Delta.