06 diciembre, 2008

TAPITA

Es como si todo temblara a paraíso
cuando ella me mira.

Tienta su belleza la risa
de un dios. En las grietas
parpadeos de gracia.

Y silva el viento en las chicharras vacías,
ahora suaves instrumentos del aire,
se levantan las tapitas de atardecer,
se le vuelan todas las flores
al horizonte.

28 noviembre, 2008

ECLIPSE PEZ

Tus lágrimas no se pierden
cuando caen al mar,
son de cielo demasiado tibio.

A la vera de la luna
las hadas del rocío las distinguen.

Es algo de estrella anfibia.
Es algo de agua viva
que tienen, de acuario
de flores y de luz.

Se les apagan las branquias
a los peces que comen tu tristeza.

Haciendo una burbuja con el ojo
aprenden a decir su amor
aquellos que sobreviven.

24 noviembre, 2008

LA CABEZA DEL MUERTO

Qué bueno que explote cada tanto
la cabeza de un muerto.

Qué bueno que en plena carrera
de impulso sargento
se caiga un caballo
en medio del volcán,
hilito de leche
en el gran pensamiento.

Qué bueno que los niños que mata
el hongo del cráneo
ahora sirvan vino
descalzos de nube,
los cachetes colorados
y el pitito cenital suelto.

¿Quién detona a la muerte pura?
¿Qué ángel siembra estrellas
en los ojos de los muertos?
¿Quién abomba la tumba dura
y vuelve
pólvora las sombras?
¿Qué ángel torna
los ojos
tan claros
como un lago bélico?
Alguien bombea
hasta la sangre
las sombras.

Qué bueno que el Señor cada tanto
se coma el durazno de fuego
y escupa la luna
alrededor del humano.

Para que gire mejor
un golpe seco.

Qué bueno que la vaca
en la violenta primavera de un viento
siga el rumiar de su silencio
arriba de las tumbas,

siga en sus ojos, en su pasta,
mientras las cruces dilatan
para la sacra yerra
de los dioses paganos,
el hierro de su centella.

Cada cementerio es un campo minado
con la belleza del muerto.

Giran sus flores
por el aire
que tocan
en los ojos.
Girasoles de un rayo interno,
corazón solar.

Y ya es un payaso recóndito,
una mecha
de gusanos polvorientos
su esqueleto.

Un último abrazo del árbol
a su cristo aguado
antes de volar
hacia la luz
en pedazos
de fuego,
pasión mineral.

Se arranca al hombre de raíz,
se esparce el polen
de todo lo mirado.

Circos que se templan
los ojos. Templos
de cielo contemplado.
Madura eternidad
como fruto del tiempo.

A la hora del crepúsculo
están rabiosos de belleza los muertos.

Todas las flores están girando
y nos van a dejar como ciegos.
Nadie se salva.

Qué buena es la costumbre
de avivarse
por culpa del entierro.
Pulpa de luz,
el bello cementerio

Qué gran entusiasmo es tomar
la distancia,
elástico horizonte,
y salir al aire al fin,
lleno los pulmones
con cielo de los muertos.

Qué bueno que el centro de la tierra
sea el cementerio, que se vuelva
el camposanto un campo de fuerza
y que salga disparado al Universo
el hombre desde ahí.

Qué bueno que es para los vivos
que explote cada tanto
la cabeza de un muerto.

22 noviembre, 2008

RESULTA TU SEXO

Si yo sumara
ese gato y esta flor
en este preciso momento
con ese clima y esta luz,
en fin
en este estado objetivo y subjetivo
de mi ser total con el mundo,
la suma
exactamente
me daría tu sexo,
y se armaría un desastre en el jardín:
un invierno amontonado de primavera,
un caracol que se vuelve gigante
con ojitos de fuego,
el nacimiento de mandarinas
por el ombligo de la naranja,
y un olor a beso en todas las manzanas,
que aunque restara el chancho
y la sombra de todos los sauces
y dividiera por todas las hormigas
me quedaría
igualmente
todo el lugar degenerado
hasta que vuelva a llover
con poder de arco iris.

10 noviembre, 2008

A LA ORILLITA

Si no fuera por la mirada especial
de las vacas a la luna
no sería la leche
blanca.

Es por la piedad redonda,
las pupilas, charcos perfectos,
circulitos de húmedo eclipse.

Es lindo además en vez
de leche
que bebamos
agua de luna.
Es la distancia rumiante
la vía láctea real.

Es la mirada vacuna
el lado oscuro
de la leche y de la luna

Pero hay una vaca
que de tanto lunar su noche,
de tanto rumiar sus ojos
el polvo y el cráter de la luz,
se ha vuelto loca,
exactamente
lunática.
(Ahora es precisa la palabra.)
Y no para de dar,
sin que nadie la ordeñe,
sin el balde ni el ternero.

¿Cómo le da para tanto?
¿Siente la sed bebé
del Cordero Celestial,
o de la Oveja perdida?
¿Siente babeando las estrellas
su trompa guacha?

¿O será que celosa de la luna
la luz mala la envolvió con su rabia?

¡Qué lindo es el Estero de la Vaca
en la estancia La Criolla!

Algunos lo llaman
el Estero de la Luna.

Y miren el ternero a la orillita,
miren al memengo blanco
que no quiere manchar su alimento,
no quiere mojarse las pezuñas,
y levanta y dobla su rodilla
porque le da impresión,

pero le da una distancia tan mamá
la gordura en su mirada.

14 octubre, 2008

AGUANTE

Yo si ahora te besara
crecería de golpe
me pincharía la cabeza
con las estrellas todas
que se volverían
satélites pajaritos de órbita mareada
un disparate de corona de espinas
¡Ja! ¡Corona loca sagrada!
Yo siempre me pregunto
andá a saber qué vaca mitológica o de esos minotoros
le rompió a Dios el alambre de pus
quizá fue su propio corderito
el que desparramó como rocío esos pinchos en el cielo
como si descampado fuera
Eeeeeh... bueno… esto es una gracia… no te enojes virgencita…

Pero esperá, decime
si yo vuelvo con el ojo morado
¿me das igual otro beso?
uno despacito
así no me salgo del aire
Vos sabés que en el espacio exterior
hay que aguantar la respiración y el silencio
si no me ahogo
y más se ahoga el enamorado, sabés,
tanta humanidad
inflando el corazón:
¡Al volver! ¡foo!
me desangro de ritmo
por decir una compadrada
¡y no puedo parar! ¡no puedo! ¿Quién me aguanta así? ¡Ni yo!
Sabés lo que es volver
con la cabeza abierta y el corazón a chorro

¡Que guaso!, ¿no?
Bueno, antes de irme, tomá
le saqué un anillo a Urano
total quién se va a enterar.

06 septiembre, 2008

PUNTE DE LUZ

El arco iris todavía sigue ahí
y hace días que no llueve.

Se quedó pegado al aire
con el susto del rayo.

Es un arco de tardecita
constante. Porfiada suspensión
de la luz. Fantasma
de mimoso color.

Pasa un pájaro a través
y queda
de índigo hasta el pico.

¿Qué es lo que hace prisma
para esta duración?
¿Acaso hay un llanto invisible,
una risa transparente en el aire?

Ya lo cruza el caracol
es tan lento que lo cruza.

Y en todo el amarillo
un hilito de baba tornasol.

02 septiembre, 2008

¡QUÉ TE HACÉS, DIOS!

(De lectura dramática, camorra de campito)


Te cago a palo, Dios.
¿Qué te hacés el sin nariz, el incorpóreo,
el lucecita sin olor a pata,
el gaucho sin guasca?
Vení, re-di-vi-vo.

Te cago a palo, Gil.
¡Arrojame la primera piedra!
¿Qué te hacés el pecador ahora, Zanguango Santo?
Si sos más bueno que el Pan, Pavote.
Decime “te quiero” delante de todos.
Amame, vení.
Decime una Palabra Creadora, Bocón.

¡Vení!, corazón de abrojo.
¡Andá!, pelo encarnado.

Te cago a palo, Forro.
Mirá: todos los gurises esperando
que te moje la oreja
que te cuelgue un gallo en la barba…
Vení Padre Nuestro. ¡Caldero!
Puuuto, hincha de Central.
Vení, embarazame a mi mamá
y vas a ver lo que te hago, Eterno Baboso.
Vení culo limpio… mariquita…
Hacete Hombre, Cagón.

¿Quién te crees que sos?
¿Vos mismo?, ridículo. ¿La luz?
Metete de a Tres si querés.

Vení que te clavo a palo, nena. ¡Traidor!

ANGUSTIA

Tu belleza me hace
sentir que me hace
falta
un culo más.

LA VIRGEN MÁGICA DEL SAUCE LITORAL

Hay un templo con sabor a vainilla
en la ciudad de Urdinarrain,
sus gárgolas, azules y rosadas,
son fantásticas a la hora en que atardece.

Allí
se le reza a la Virgen Mágica del Sauce Litoral,
es toda un fenómeno,
toda una guasada inmaculada.
El sauce... esa tristeza suelta,
esa tristeza que se puede reír,
de verde lacio,
al menor airecito cosquilla


No es que llora sangre esta madre graciosa,
es otro el milagro es
un milagro humorístico:
a la Virgen Mágica del Sauce Litoralse
le caen los mocos,
llora, digamos, por la nariz.

Cordiales al milagro cómico
a esa piedad congestiva
a ese estigma alérgico
a esa gracia contagiosa,
los párrocos del templo
dan la misa vestidos de payaso.
Clavado en la frente
con la fuerza de la cruz
ese resfrío de sol
esa fiebre de luna.

Y el estornudo sobre el bocho
es el rocío bendito
santa sinusitis
-¡Contágieme la luz, padre!
¡Contágieme la luz!

Y esotodos los días
a la hora de atardecer
cuando las gárgolas se encienden,

a esa hora del horizonte
cuando empieza a venir un olorcito a burbuja frutal
como de una distante cuchilla de jabón.

Todos los días
cuando ya es un achú el amén.
-Y no nos dejes caer en la tentación.
-¡Achú!

07 julio, 2008

EL ANILLO

Un niño que pesca.
Un niño pesca solo mucho tiempo.
Un niño oye tanto. Siempre ve.
Se duerme en su mirada a veces.
Despierta a la deriva de la imagen
y parece que no hubiera dormido.
Un niño lleva hoy
su niña.
No se hablan casi.
Los remos
al principio. Cruje
apenas la canoa.
Mira ella. Y él
busca una lombriz.
Es limpio el anzuelo.
Un niño que pesca
dice más con lo que ve.
Dice con el mundo.
La niña de sus ojos
que mira. Y oye.
Los anillos en el agua.
La boya que se hunde.
El corazón del niño.

05 julio, 2008

LA PLASTICOLA

En la hora de plástica.
Tercer grado. Turno:
tarde.
Ella giró su rostro. Lo negó.
Él
dijo a su compañero de banco,
pero miraba y decía más
allá en verdad: Siento
como si alguien volcara
la plasticola
sobre mi corazón.

16 junio, 2008

SARMIENTO JUGADOR

¿De qué jugaba Sarmiento?
¿De ocho?

Va fuerte Sarmiento
¡Mucho Sarmiento!¡Mucho!
Cuchillo entre los dientes
y Rosas
en el ojal.
Sarmiento pone huevo.
Pero de toro. Y se achican
los contrarios.
El íntimo tapón en los tobillos.
Ellos ponen igual
pero con piel de gallina.

Un poroto Giunta.
Ratín, una lenteja.
Un capullito el Checho Batista.
¡Astrada inculto!
Debería ser el capitán
Sarmiento.
Que sangren. Que abonen
el campo. Es el alma
del equipo.

Belgrano puto.
Cagón San Martín.
No lo gocen a Sarmiento.
No lo carguen.
Les da con un caño.
Les mete un tiro libre.
Antes
el taco en la canilla.
Con sangre entra.
Con sangre, red.

Le da con un fierro.
A la unión.
Ese arquero
esconde flechas.
Les da con todo. Con efecto.
Sarmiento quema la red.
Las arañas.

Es el alma. Puedo verlo:
Campeones del mundo
con Sarmiento.

Barre la cancha
como barre en la campaña.
Va bien de arriba,
¡bien Sarmiento!
prócer, máquina, maestro.

Frentazo,
parietal derecho,
otra clase Sarmiento.
Estos indios, hinca
el codo,
cabecea.
Chocan las ideas,
los estilos.
Chichón romántico
Sarmiento.
Choca el destino.

Sarmiento más allá
del bien
y del mal,
de Menotti, Sarmiento,
de Bilardo, más allá.

Se hace la rabona
sin falta, da el ejemplo.
Se manda una chilena
hacia el arco del sur.

Qué linda es una chilena,
es una constelación
sobre el campo.

Roja Sarmiento.
Se pone colorado.
Se va al carajo
con el árbitro.
Vamos. Afuera,
y siga,
siga.

Pero no.
No puede seguir.
Ahora que se armó
el partido.
Se van los hinchas,
los bárbaros se van.
Muchas fechas.
Muchas para Sarmiento.
Para él nomás.
Todas para él.

Sarmiento sigue.
En el centro del campo.
Desierto Sarmiento.
La chusma llora.
Embarra la cancha.
Le hincha las pelotas.

Hay que esperar.
Que pase.
La calentura de Sarmiento.

16 abril, 2008

SE PUSO CÍTRICO EL MUERTO

Se puso cítrico el muerto
y ahora hay que pelarlo
como si fuera una naranja.

¿A quién se le ocurrió que lo bendiga
la Bruja Cítrica de la Siesta Litoral?

Ya los huesos se volvieron semillita.
¿Estará dividido en gajos su cuerpo?

¿Saldrán naranjas comunes
con forma de naranja
de la semilla de un muerto?

¡Y mirá si por dentro revivió!
Resucitado cítricamente
en transfiguración frutal
bajo la cáscara.

¿Pelar a la muerte
para gustar de la vida?
¿Es la muerte una naranja,
un sol templado?

Un muerto muy concentrado,
¿te hace cagar hasta las patas?

¿Un muerto
que se exprime contra la luna
para sacar el jugo
simpático y celestial?

¿qué pasa che?
¿encarnó la psicodelia
en la cuchilla entrerriana?

Mirá que he visto cosas.
¡Pero tener que pelar un muerto
para volver a enterrarlo…!
Yo ya no entiendo más nada.

¿Pediré cuando me muera
que me arranquen el ombligo
por las dudas?

15 abril, 2008

CASTIDAD

Seré puto,
pero soy un puto virgen,
un místico maricón.
Y si ahora me crece el culo,
me crece hasta el cielo.

26 enero, 2008

QUÉ BIEN QUE BESA NIETZSCHE

Nietzsche se dejó el bigote
para peinar el beso,
para hecerle cosquillas
como cepillo,
para hacerle vientito
y mantener el equilibrio
entre el calor y la dulzura,
para rascarlo
si le pica alguna idea.
Nietzsche se dejó el bigote un montón.
Qué bien que besa Nietzsche.


(de Superjardín)

QUE ME MUERDAN, TOTAL

Ahora que me gusta una chica
no me duelen
las hormigas coloradas,
son como chichoncitos de risa
para mi piel las ronchas,
como airecitos de sol,
pancita de empanada,
como flores que se acurrucan,
se apimpollan de frío,
como tortugas
debajo de la servilleta
o escondidas en el trapo de piso.
Que me ataquen
todos los mosquitos,
que me muerda un perro
y una víbora a la vez.
Ahora que me gusta una
si me llego a morir
ni cuenta me voy a dar.

A DIOS ¡YO LE VOY A DAR!

Yo le voy a rezar al Universo
para que Dios esté más arriba,
para que salga de ese espacio
del ángel apagado y la virgen dormida,
para que suba a la tierra
y vuelva a dar la cara.
Yo le voy a rezar al Universo
para que Dios cuando suba
se defienda.
Que saquen las cruces que lo atraen
a morir de antemano,
que alejen todo el vino que lo emborrache.

Yo le voy a rezar al Universo
porque quiero agarrarme a las trompadas con Dios,
sin mandamiento de nadie
o por el ruido de la sangre,
de pura valentía cósmica,
de pura camorra celestial.
A Dios ¡Yo le voy a dar!
Sin rayos poderosos
ni milagros
ni Papas alentadores,
solos, yo y Él,
y que el Diablo
también se quede afuera.
Una pelea
sin perjuicio para nadie,
sin mágicas hostias
ni santas trinidades,
yo y Él,
a puño limpio,
de Hombre a hombre
con los pies sobre la tierra.
Quiero dejarle los ojos de mora,
el pie mocho,
la nariz estrangulada,
morderlo si hace falta
y por último arrancarle el corazón.
Y si muere por fin, si lo mato,
podré calmar la sed
y el hambre que me sobre.
Yo le voy a rezar al Universo
porque Dios está sordo
o se hace, pero está.
A Dios ¡Yo le voy a dar!

(de Superjardín)

Biobiblio

Martín Pucheta (Gualeguaychú, 1981) publicó Superjardín (En danza, 2010), Superbóreos (Zorra/poesía, 2009), Matota (2009; La gota, 2010), Sonajero de misterio: los tomuer, (2009) -con Nicolás Cambon-, La Rusa -Matota II- (Singular, 2011), río raíz (Singular, 2012), Podría haber sido un haiku (Singular, 2014), Tocar de oído (2015), Estudios del Cambio (2017) y Aerolinda (La Gota, 2017).

Integra las siguientes antologías de poetas: Última poesía argentina (En danza, 2008), Felicidades también (18 poetas) (2005), Poemas con famosos (Ananga ranga, 2010), Palimpsesto-parrincesto, antología enfermiza (Ananga ranga, 2011), Hijo e pluma (Ananga ranga, 2014), La Plata Spoon River (Libros de la talita dorada, 2014) y, de la Colección “Prismática Argentina”, nº 1 Amor y n° 4 Plantas (En danza, 2015 y 2017).

Participó del 24° Festival Internacional de Poesía, Rosario 2016.
Participa del Encuentro Nacional Itinerante de Escritores (ENIE), del cual coordinao la organización de la 6° edición en Gualeguaychú (2013) . Forma parte de las bandas Leda lid y Arboreal. Ha escrito letras para canciones de Juan Pablo Pérez y Cato Fandrich. Trabaja en escuelas secundarias como profesor de Lengua y literatura.