28 abril, 2014

SALA VELATORIA

Yo no hubiera visto yendo en auto, tampoco a pie:
la bicicleta es ideal para esta suerte
de mirada, de ráfaga visual con carga eléctrica intuitiva;

se impregna más la imagen de sentido, de sueño racional 
en esa fuga suave,
como si en ese tempo la visión se me quedara 

más honda, más vivida.

Pasé recién por la de calle Montevideo y vi
la cartelera en blanco,
raro debe ser

el día en que nadie muere
como que algo ‘tá trabado
como que el clima no ayudó al sano
ciclo y vi
por el vidrio de una puerta
la espalda, celeste

la camisa del "encargado" ¿se dice
así? ¿encargado? ¿y cada palabra así

preguntándose
a sí? en postura de mateada. Uno más 

seguramente había, si uno está
solo es común -aunque tal vez la tele, ojo-
que en un cuarto con ventana se ubique
de mirar hacia exterior. 


Pero sentí que esa espalda
ya miraba y le decía
a la mía levemente
inclinada como ella por la bici:

a veces esperamos que alguien muera
para tener compañía.


(de Podría haber sido un haiku)

08 abril, 2014

ALUMNOS CON BIGOTE

Seguramente algo absurdo anoté porque al girar
mis alumnos lucían bigote. 
También a las mujeres floreció mostacho.
Me hice el inocente como pude. La verdad,
traje a colación aquel decreto de Pascual
en 1836: obligó al bigote a todos
sus soldados, como cuenta Schvartzman*,
-con fuente a la vista-, desde el jefe
hasta el último orejón.

Pensaba (es un decir) si soy a veces
el Pascual de mis alumnos al pedir
sea subrayada cierta línea en el rostro del poema
que a ellos no les queda, realmente, en la carilla.

Sea tal vez el ridículo una ayuda
memoria de lo bello, como lo es el horror.
Una forma de centrar la atención
desde la sombra.

(de Podría haber sido un haiku)

* Pablo Schvartzman, Entre Ríos en anécdotas, El Miércoles, 2006, página 40. Ahí se cuenta que en 1836, el gobernador Pascual Echagüe dispuso por decreto el uso obligatorio de bigote para todos "los señores jefes y oficiales..."

Biobiblio

Martín Pucheta (Gualeguaychú, 1981) publicó Superjardín (En danza, 2010), Superbóreos (Zorra/poesía, 2009), Matota (2009; La gota, 2010), Sonajero de misterio: los tomuer, (2009) -con Nicolás Cambon-, La Rusa -Matota II- (Singular, 2011), río raíz (Singular, 2012), Podría haber sido un haiku (Singular, 2014), Tocar de oído (2015) y Estudios del Cambio (2017).

Integra las siguientes antologías de poetas: Última poesía argentina (En danza, 2008), Felicidades también (18 poetas) (2005), Poemas con famosos (Ananga ranga, 2010), Palimpsesto-parrincesto, antología enfermiza (Ananga ranga, 2011), Hijo e pluma (Ananga ranga, 2014), La Plata Spoon River (Libros de la talita dorada, 2014) y, de la Colección “Prismática Argentina”, nº 1 Amor y n° 4 Plantas (En danza, 2015 y 2017).

Participó del 24° Festival Internacional de Poesía, Rosario 2016.
Participa del Encuentro Nacional Itinerante de Escritores (ENIE), del cual coordinao la organización de la 6° edición en Gualeguaychú (2013) . Forma parte de las bandas Leda lid y Arboreal. Ha escrito letras para canciones de Juan Pablo Pérez y Cato Fandrich. Trabaja en escuelas secundarias como profesor de Lengua y literatura. Forma parte del colectivo Espacio Delta.